miércoles, 16 de marzo de 2011

Si un angioma no es algo estético ¿deben cubrir los gastos las compañías de seguro?

La palabra estética no debe emplearse cuando hablamos de los angiomas o hemangiomas. Siempre que unos padres la mencionan en la consulta trato de explicarles que no es correcto aplicarla a estos casos. En muchas enfermedades que afectan a la piel se tiende a poner de forma errónea la etiqueta de estético a las alteraciones o enfermedades que no ponen en peligro la vida de esa persona o que no producen complicaciones importantes. La pregunta que planteo ahora es: ¿deben las diferentes compañías de seguro cubrir los gastos de láser para el tratamiento de los angiomas? En mi opinión deberían cubrirlo siempre que esté incluido el tratamiento de estas enfermedades en la póliza que tengan suscrita. No parece lógico que se cubran los gastos de una consulta en donde se pone un tratamiento médico o los gastos derivados de un procedimiento quirúrgico aplicado al angioma y no se cubran los gastos si se aplica un láser. Quizás uno de los problemas sea que la palabra láser se sigue asociando todavía, en general, a los tratamientos estéticos. El láser es una modalidad terapéutica imprescindible para mejorar a los niños y a los adultos con estas enfermedades. Un dato interesante: en Estados Unidos las compañías de seguro cubren todos los gastos de láser de niños con angiomas o malformaciones vasculares como la mancha en vino de Oporto.