martes, 28 de septiembre de 2010

¿Es un angioma algo estético o cosmético?

Si consultamos un libro de dermatología o medicina general y buscamos la palabra angioma (hemangioma), la definición más frecuentemente encontrada es: "tumor vascular más frecuente de la edad pediátrica compuesto por numerosos vasos sanguí­neos de tipo capilar".

¿Un tumor vascular puede considerarse algo cosmético o estético? La respuesta es obvia: no. Los hemangiomas infantiles son tumores porque crecen y sus células se replican a gran velocidad; pero es un tumor peculiar porque, además de ser benigno, tiende a desaparecer de forma espontánea en aproximadamente la mitad de los casos. Quizás por este motivo algunas personas pueden considerar que es algo estético. Sin embargo la desaparición del hemangioma no es completa en más de la mitad de los casos y además, cuando se produce, puede observarse tras varios años de espera. ¿Tiene sentido esperar a que el niño tenga 7 - 10 años para ver si el hemangioma desaparece o no? No parece la actitud más acertada. También hay que tener en cuenta que algunos hemangiomas tienen complicaciones serias como ulceración, sangrado, crecimiento extenso que llega a deformar la cara y otras zonas del cuerpo, etc... así­ como repercusiones psicológicas importantes en quien lo padece y sus familiares. Por todo ello la actitud que hay que tener es activa y tratar de eliminarlos o mejorarlos lo antes posible. Un hemangioma no es por tanto un problema estético.